• Ulises León Kandiko

ESTANDARES Y BUENAS PRACTICAS EN LA INTELIGENCIA CRIMINAL, UNA DEUDA EN AMERICA DEL SUR

A nivel mundial se suele trabajar en materia de Inteligencia Criminal con normas, p

rocedimientos, estándares y buenas prácticas, por el hecho no solo de realizar la actividad conforme a derecho o la de garantizar una calidad de servicio, sino también para detectar desvíos y/o proceder a realizar mejoras muchas veces relacionadas con los avances tecnológicos. Esto es algo que en el mundo anglo-sajón funciona perfectamente, tanto en los ámbitos privados como públicos, sin embargo en el nuevo continente o mejor dicho en el continente Americano hispano parlante resulta ser algo no tan aplicado en el ámbito público, con lo que sumado a un pasado reciente donde las Agencias y Servicios de Inteligencia han jugado y juegan en algunos casos un papel poco decoroso, resulta en una práctica nada empleada.


Con esto como base avancemos un poco, hoy día la Inteligencia Criminal (ICRIM) se relaciona en forma directa con las Agencias de Aplicación de la Ley, sean estas Cuerpos Policiales o Ministerios de Seguridad, su actividad se centra en recopilar, procesar y difundir información relacionada con delitos específicos y actividades delictivas. Estas áreas de preocupación varían ampliamente entre las diversas jurisdicciones de Aplicación de la Ley, pero por lo general incluyen el crimen organizado, el tráfico ilegal de drogas, el terrorismo, trata de personas, las pandillas o delitos de bandas y los desórdenes civiles. Normalmente, la función de ICRIM no es la de realizar actividades de cumplimiento de la ley, sino que debe ser una fuente de información para las unidades operativas. Si bien algunas Agencias pueden separar la función, otras pueden asignar dicha función de investigaciones criminales como una responsabilidad adicional.


La idea del presente artículo es la de abordar las preocupaciones básicas de una Agencia de Aplicación de la Ley para llevar a cabo la función de Inteligencia. Los estándares no incluyen las actividades de recopilación de inteligencia asociadas con eventos especiales, tales como visitas de dignatarios, cumbres de Jefes de Estado o eventos deportivos, las que por su naturaleza requieren de ciertas especificidades que no abordaremos de momento y no hacen al tema central. Nada de lo que en este artículo se lea debe interpretarse como que alienta a la recopilación de datos con fines políticos o de otro tipo no relacionados con el delito.


Si la Agencia realiza una función de Inteligencia, se deben establecer procedimientos para garantizar la legalidad e integridad de sus operaciones, en particular se debiera de incluir:


· Los procedimientos para asegurar que la información recopilada se limita a la conducta criminal y se relaciona con actividades que representan una amenaza para la comunidad.

· Descripciones de los tipos o la calidad de la información que pueden incluirse en el sistema.

· Métodos para eliminar información obsoleta o incorrecta.

· Procedimientos para la utilización de personal y técnicas de inteligencia de campo.


La intención de este tipo de norma es establecer la responsabilidad de la Agencia para la función de ICRIM por escrito. La comprobación del cumplimiento de esta norma se puede lograr a través de una serie de documentos o una directiva única e integral. Para ello la Agencia tiene varias opciones; primero, esta función puede ser una extensión de la función de Investigación Criminal. En este caso, la responsabilidad funcional y la responsabilidad de la posición pueden simplemente describirse en las directivas de dicho Organismo. Por otro lado, la Agencia tal vez desee asignar esta función con sus funciones de lucha contra el narcotráfico y / o el crimen organizado. En este caso, la descripción de la responsabilidad funcional se puede abordar dentro de esas directivas


“La colocación de esta función dentro de la estructura organizativa es opcional, pero conlleva la responsabilidad de cumplir con los estándares”


Las actividades de Inteligencia son importantes en todas las Agencias, independientemente de su tamaño. Ciertas actividades esenciales deben llevarse a cabo mediante una función de Inteligencia, que incluya un procedimiento que permita el flujo continuo de datos en bruto hacia un punto central desde todas las fuentes; un sistema de registros seguro en el que los datos evaluados se referencian adecuadamente para reflejar las relaciones y garantizar una recuperación completa y rápida; un sistema de análisis capaz de desarrollar inteligencia tanto del sistema de registros como de otras fuentes de datos; y un sistema de difusión de información a los componentes apropiados. Las actividades de Inteligencia deben incluir la recopilación de información, el análisis y la difusión a las funciones / componentes apropiados. Las actividades emprendidas en el esfuerzo de Inteligencia deben evitar la recopilación o distribución indiscriminada de información.


Se requiere capacitación en el uso seguro, efectivo y legal de equipos de inteligencia especializados antes que el personal los use. Todo uso debe estar cuidadosamente documentado. Este equipo puede incluir equipo de monitoreo de audio y / o visual, equipo de visión nocturna y vehículos de vigilancia especialmente diseñados.


Si la Agencia mantiene un fondo confidencial para actividades de inteligencia, el control y la administración del fondo deben cumplir con todas las normas aplicables.


Una directiva escrita rige los procedimientos para salvaguardar la información de inteligencia y el almacenamiento seguro de registros de inteligencia separados de todos los demás registros.

Normalmente, la información de inteligencia se debe distribuir solo a las Agencias de Justicia Penal y a las Agencias de Gobierno que cumplen con la base de la necesidad de saber. La información de inteligencia debe ser recopilada y analizada en un entorno seguro. Si una computadora se utiliza con fines de inteligencia, debe haber un sistema seguro que proteja contra intentos no autorizados de acceder, modificar, eliminar o destruir información almacenada.


La naturaleza altamente sensible de los archivos de inteligencia requiere que se mantengan separados de los registros de otras Agencias para evitar compromisos y proteger la integridad del sistema. Si la función de inteligencia es realizada por un individuo con otras responsabilidades [Director Nacional, Director General, Jefe adjunto o como una actividad de una función más grande (investigaciones criminales)], las intenciones de separación y seguridad de esta norma aún deben aplicarse.

International Association of Chief of Police National Law Enforcement Policy Centre


Aquí veremos algunos de los puntos que se tratan en el mundo cuando se refieren a armar políticas para el trabajo en todos los estadios de la ICRIM. Para ello, como primera medida establecen que el objetivo de esa Política es proporcionar a los Oficiales de Policía en general, y al Personal asignados a la función de inteligencia en particular, pautas y principios para la recopilación, análisis y distribución de información de inteligencia.


Política

La recopilación de información es un elemento fundamental y esencial en los deberes globales de cualquier Agencia de ICRIM. Cuando se adquiere, la información se utiliza para prevenir el delito, perseguir y detener a los delincuentes y obtener las pruebas necesarias para la condena. La Política de la Agencia es recopilar información dirigida a individuos u organizaciones específicas sospechosas de actividad criminal, recopilarla con el debido respeto por los derechos de los involucrados y divulgarla solo a personas autorizadas según lo definido. Si bien la ICRIM puede ser asignada a personal específico dentro de la Agencia, todos los miembros de esta Agencia son responsables de reportar información que pueda ayudar a identificar a los conspiradores criminales y perpetradores.


Definiciones

1. Inteligencia Criminal: información compilada, analizada y / o difundida en un esfuerzo por anticipar, prevenir o monitorear la actividad criminal.

2. Inteligencia estratégica: información sobre patrones existentes o tendencias emergentes de actividades delictivas diseñadas para ayudar en la detención criminal y estrategias de control de delitos, tanto para objetivos de investigación a corto como a largo plazo.

3. Inteligencia táctica: información sobre un evento criminal específico que las unidades operativas pueden usar de inmediato para promover una investigación criminal, planificar operaciones tácticas y garantizar la seguridad de su personal uniformado o no uniformado.


Misión

La misión de la función de inteligencia es recopilar información de todas las fuentes de manera compatible con la ley en apoyo de los esfuerzos para proporcionar información táctica o estratégica sobre la existencia, las identidades y las capacidades de los sospechosos y empresas en general y, en particular, para más objetivos / prioridades de prevención y cumplimiento de la ley identificados por esta Agencia.


La recopilación de información en apoyo de la función de inteligencia es responsabilidad de cada miembro de esta Agencia, aunque las asignaciones específicas se pueden realizar según lo considere necesario el Oficial a cargo del Área de Inteligencia.


La información que implique sugiera implicación o complicidad de cualquier funcionario público en actividades delictivas o corrupción se informará inmediatamente al Director Ejecutivo de esta Agencia u otra Agencia apropiada.


Otros de los tópicos que se abordan son los siguientes:


· Organización

· Estándares profesionales

· Compilando inteligencia

· Recepción / evaluación de la información.

· Estado del archivo

· Clasificación / seguridad de la inteligencia

· Auditoria y eliminación de archivos.


Buenas prácticas y normas

A lo largo de años en el rubro, uno puede inferir que lo que funciona en un lugar no necesariamente funcionará de la misma forma en otro, ya sea por la idiosincrasia u otro factor, sin embargo, a quienes opinan de esa forma, les repregunto que si por razones de idiosincrasia ante el dolor de cabeza un remedio que funciona en Suiza dejaría de funcionar en nuestro querido Continente Americano. Claro que parto de la premisa que las actividades de Inteligencia como de Seguridad Pública o Ciudadana son una ciencia y no algo que está sujeto a especulaciones basadas en los aportes del Oráculo de Delfos. Con esta premisa, me gustaría dejarles los siguientes estándares y pautas que podrían, debieran ser implementado por las Agencias / Organismos dedicados a la recopilación, retención y difusión de información relacionada con la inteligencia:


Ideas Finales

No cabe duda de la importancia de contar con Estándares o Buenas Prácticas en cualquier materia o ámbito de aplicación (público o privado). Tal es así, que muchas veces vemos como un eslogan político el empelo o difusión que se ha puesto en marcha cierto estándar o buena práctica en alguna Agencia u Organismo de Seguridad Pública o Inteligencia, si bien es un buen avance ello, suele carecer de contenido propio y peor aún, no forman parte del espíritu institucional de los hombres y mujeres que componen esos Cuerpos Policiales.


Es en este sentido donde uno de los principales puntos a tratar y que en definitiva es mas complejo que la implementación de la propia norma es el de generar una conciencia institucional orientada hacia la adopción de estándares y buenas prácticas como un elemento mas en la cadena de trabajo, y no como un elemento externo que solo busca perseguir aquello que se hace mal. Claro está que esto implica un profundo trabajo con lo que se denomina el cliente interno y ello se logra a partir de 2 grandes vertientes, la capacitación y la concientización, y como en toda estructura verticalista, si desde la cúspide de la pirámide se acepta y se cree en el valor agregado que ello genera, todo tiende a ir en mejor forma.


Otro de los temas que requieren particular atención es el uso de Fondos Reservados. Tristemente en la mayoría de los países del Nuevo Continente, el uso de las actividades de ICRIM ha estado íntimamente vinculado con la Política y los juegos sucios, este modelo de Inteligencia esta muy arraigado al Modelo de Policiamiento conocido como Gubernamental que se dio a inicios del Siglo XVIII, donde la función Policial se ejercían en Estados absolutos (Monarquias generalmente), seguían a raja tabla sus instrucciones, sin miramientos y la finalidad del Cuerpo Policial era el control de la población, asegurar la continuidad de los Gobernantes y por qué no del status quo sometiendo cualquier foco de resistencia. El hecho de contar con fondos especiales y que prácticamente no se rinden en forma transparente le da ciertas libertades a las Agencias que no siempre son llevadas adelante en post de la ciudadanía. ¿Deben existir entonces los Fondos Reservados? Y la respuesta es un categórico SI, pero deben de arbitrarse los medios para que la rendición de los mismos goce de transparencia y claro está, para ello contar con estándares que lo garanticen.


De igual forma que una píldora para el dolor de cabeza funciona en Suiza, debe de funcionar en los países del Nuevo Continente, por consiguiente la puesta en marchas de normas, estándares y/o buenas prácticas debieran de ser igual de efectivas para las Agencias u Organismos de Inteligencia y/o Seguridad Pública, no solo para dar cumplimiento a cuestiones referidas con la buena imagen Institucional, sino que las mismas deben formar parte del espíritu Institucional en llevar adelante sus actividades en forma profesional, con calidad en su trabajo y con la finalidad de siempre poder mejorar, mas cuando se trata de la seguridad y vida de los ciudadanos a los que se jura proteger y servir.


SDG

25 vistas

CONTACTO

© 2018 Bernardino Zaragoza